¿Cómo se crean los monstruos?

Es probable que todos tengamos monstruos en la cabeza, seres que de tanto en tanto se aparezcan en nuestras pesadillas. También puede ser que tengamos historias terroríficas por contar, pero no sabemos cómo darles forma a sus protagonistas.

Por qué creamos monstruos

Desde la antigüedad y durante la Edad Media, cualquiera que abriera uno de los entonces populares bestiarios (volúmenes ilustrados que describían diversos animales) podría encontrar entre sus tapas una mezcla de realidad y ficcion. Compartiendo las páginas con animales reales había criaturas fantásticas que nunca habían existido, pero que pasaban de un volumen a otro porque alguien decía haberlas visto alguna vez. Aunque muchos de esos monstruos fueron definitivamente descartados con el avance de la zoología, las leyendas sobre otros han perdurado casi hasta nuestros días.

Sin embargo, muchos de los monstruos no eran cien por cien fantasía, sino que estos críptidos -supuestos animales, claramente inexistentes- nacieron cuando el razonamiento humano combinó un rudimentario conocimiento de la naturaleza con una fuerte dosis de imaginación. A continuación repasaremos algunos casos clásicos y la ciencia que los rodea.

¿Quiénes son los verdaderos monstruos?

Con el paso del tiempo, las fronteras entre los humanos y otras especies se diluyeron; de esta manera, lo monstruoso se trasladará desde lo externo al ser humano hasta un lugar en su interior; prueba de ello son las obras literarias clásicas de los siglos XIX y XX. En este sentido, se sugiere que la monstruosidad era producto de la acción humana.

Leer  ¿Cómo escribir una carta de amor?

Así, Víctor Frankenstein creó su propio monstruo en la novela de Mary Shelley de 1818, mientras que Bram Stoker introdujo a Drácula en nuestros hogares. No solo la literatura formó parte de este movimiento, sino que los expertos en la psiquis humana, como Sigmund Freud, revelaron que el ser humano tenía la posibilidad de albergar sentimientos escalofriantes y comportarse de forma atroz, por su propia responsabilidad.

Disfruta.

Cuando estés satisfecho con tu creación, puedes empezar a disfrutar de tu mundo de Minecraft. Con un poco de práctica, podrás construir tus propias criaturas únicas para añadir variedad y acción a tus aventuras.

Fabricar un Golem de Hierro precisamente de x36 lingotes de hierro y x1 Calabaza tallada. Recuerda que los lingotes de hierro se fabrican procesando el hierro en el horno. Luego, mete los lingotes en la mesa de trabajo y fabrica x4 Bloques de Hierro (x9 lingote de hierro = x1 Bloque de Hierro). Luego, crea x1 Cofre de Mojón de Hierro (x4 Bloques de Hierro = x1 Cofre de Mojón de Hierro). Después, fabrica el cuerpo usando el Cofre de Mojón de Hierro y x15 Lingotes de Hierro. Una vez completado, movilízalo hacia la Calabaza tallada para sellarlo. Una vez hecho, tu Golem estará listo para servirte.

El aspecto físico

Una vez creada su naturaleza monstruosa hay que definir su aspecto físico. ¿Cómo es su imagen? ¿Cómo viste, si es que tiene algún vestido? ¿Qué hay en su físico que produce repulsión?

Originalmente, el nombre de Godzilla en su primera película era “Gojira”, combinación de dos palabras japonesas: gorira “gorila” y kujira “ballena”. Se cree que este monstruo es un cruce entre dichos animales, aunque resulta extraño, por su forma de dinosaurio.

Leer  ¿Cómo hacer que mi dinero trabaje solo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *