¿Cuánto se ha pagado por una carta Pokémon?

Una carta de Pokémon se ha vendido por 420.000 dólares (unos 383.000 euros). Un hito que la coloca como el tercer precio más alto jamás pagado por una carta de Pokémon. La seleccionada ha sido 1999 Pokémon Base Set Shadowless 1st Edition Holo Charizard que se vendió el pasado 19 de marzo como parte de una subasta en el mercado de cartas coleccionables PWCC que la calificó “como la carta Pokémon más reconocible jamás creada” y el “santo gris” de cualquier colección.

Esta venta rompió el récord histórico de una carta de Charizard, una criatura que escupe fuego de la franquicia Pokémon de Nintendo, según PWCC.

Cómo ganar dinero con las cartas de Pokémon

Al igual que con las demás cartas coleccionables, la principal forma de ganar dinero con las cartas de Pokémon es vendiéndolas en el mercado.

exceder de la edición, la rareza, la antigüedad o su especialidad, la carta puede aumentar o disminuir su valor. Algunas cartas pueden costar unos cientos de dólares. Sin embargo, hay cartas que cuestan hasta millas de dólares.

Las causas del aumento de precio de las cartas de Pokémon

Las historias que os hemos relatado son solo dos ejemplos de los muchos que podemos citar. Sin embargo, aún no hemos ahondado en qué justifica este aumento de precio de las cartas de Pokémon. Por un lado, está la creciente popularidad de la marca. Cuanto más guste a la gente, más interesados ​​habrán en adquirir sus productos. Por otro, la calidad y la exclusividad de algunos de los artículos. Y, por último, se encuentra el factor nostalgia y la relación directa con miembros importantes de la marca.

Leer  ¿Que se significa el número 42?

Sarah Natochenny es una auténtica celebridad dentro del universo Pokémon. La actriz de doblaje se encarga de dar voz a Ash Ketchum, protagonista del anime. Por ello, un usuario le confió la posibilidad de poder firmar una carta de Charizard valorada en 20.000 dólares. Y, tras estampar su sello en ella, el artículo se subastó e incrementó su precio más de un 50%, alcanzando un valor de 31.000 dólares. Y esto, igual que las historias del apartado anterior, es solo un ejemplo de la fiebre que existe por un producto que no para de incrementar su valor.

Ahora ve:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *