El Significado del Ermitaño en el Tarot de Marsella

VIIII EL ERMITAÑO –  TAROT DE MARSELLA

En el Tarot de Marsella, cada carta tiene un significado simbólico que representa diferentes aspectos de la vida y la experiencia humana. En este artículo, exploraremos el significado del Ermitaño, la carta número nueve en el Tarot de Marsella.

El Ermitaño es un número activo y representa el final de un ciclo en la numerología pitagórica. Este número nos habla de la maduración y la obtención de los frutos que hemos estado gestando. El Ermitaño también hace referencia a la perfección y a la muerte como un paso hacia el renacimiento.

El nombre Ermitaño proviene de una persona que vive en una ermita y cuida de ella. Una ermita es un pequeño templo o capilla que se encuentra afuera de las ciudades. El Ermitaño también es un monje o una persona que vive en una vida ascética solitaria.

El símbolo más destacado del Ermitaño es la linterna que sostiene en su mano derecha. Esta linterna es un símbolo del conocimiento y la iluminación, y el Ermitaño la busca para encontrar la luz en su búsqueda espiritual. En la carta del Tarot de Marsella, el Ermitaño está iluminando a la Justicia, lo que representa la búsqueda de la luz y el crecimiento espiritual.

El Ermitaño en el Tarot de Marsella representa la búsqueda de la iluminación y el conocimiento, así como la maduración y la obtención de los frutos que hemos estado gestando. Su simbolismo nos invita a buscar la luz y a alejarnos del mundo para encontrarnos con lo más esencial dentro de nosotros mismos.

La numerología es una disciplina que asigna valores numéricos a las letras del alfabeto, y se utiliza para analizar la personalidad, el destino y la influencia de los números en la vida de una persona. En el Tarot de Marsella, cada carta tiene un número asociado que tiene un significado especial y que se utiliza para interpretar el mensaje que la carta quiere transmitir.

Leer  ¿Cómo DETECTAR Sobres FALSOS de POKEMON?

En la numerología pitagórica, que es la más comúnmente utilizada, los números del 1 al 9 tienen un significado propio, y a partir del número 10 se utilizan las reducciones numéricas, es decir, se suman los dígitos hasta que se obtiene un número entre 1 y 9.

En el caso del Ermitaño, su número es el 9, que se interpreta como el final de un ciclo y la obtención de los frutos que hemos estado gestando. También se asocia con la perfección y con la muerte como un paso hacia el renacimiento. Además, el número 9 hace referencia al noveno mes de embarazo, cuando nace el bebé, lo que lo relaciona con la obtención de los frutos de lo que hemos estado gestando.

En el Tarot de Marsella, cada número también se relaciona con una carta en particular. En el caso del 9, la carta anterior es el 8 de la Justicia, que representa la madurez y el equilibrio, y la carta posterior es el 10 de la Rueda de la Fortuna, que representa el cambio y la transición hacia algo nuevo. Estas conexiones entre las cartas y los números son importantes para entender el mensaje global del Tarot de Marsella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *