¿Qué pasa a la edad de 14 años?

Casarse, tener sexo, hacer testamento, abrir una cuenta en Facebook, Twitter, Instagram, trabajar, emanciparse… Estos son solo algunos ejemplos de lo que puede hacer un menor de manera plenamente válida y lícita. En numerosas ocasiones se considera que el menor, por el mero hecho de serlo, no tiene capacidad para realizar actos de disposición o administración o que carece de legitimación para realizar determinados actos o negocios jurídicos.

Esta creencia generalizada y errónea nos ha llevado a
analizar a fondo todo lo que un menor puede y no puede hacer en el
ámbito jurídico, y los límites de edad para cada uno de los más
relevantes y tienen repercusiones legales.

Busca estos cambios de desarrollo en la adolescencia temprana*

  • Está más preocupado por la apariencia física, la apariencia y la ropa.
  • Tiene más cambios de humor. A veces parece grosero o de mal humor.
  • A veces experimenta mucha tristeza, depresión o falta de confianza.
  • Es más probable que estés ansioso por hacerlo bien en cosas como los deportes y la escuela.

¿Qué es una tabla de crecimiento?

La tabla de crecimiento usa líneas para mostrar una trayectoria de crecimiento promedio para un niño de cierta edad, sexo y altura. Cada línea indica un cierto porcentaje de la población que tendría esa altura en particular a una edad en particular. Un niño con una estatura que cae en la línea del percentil 25, por ejemplo, indica que alrededor de 25 de cada 100 niños de su edad son más bajos que él.

Leer  ¿Qué significa soñar con un niño?

Los niños a menudo no siguen exactamente estas líneas, pero la mayoría de las veces su crecimiento con el tiempo es más o menos paralelo a estas líneas. Se considera que un niño es de baja estatura en relación con la población general si su tabla de estatura cae por debajo de la línea del percentil 3.

Si fueras niño, ¿qué te gustaría hacer?

Los niños se transmiten obligaciones, responsabilidades y problemas entre ellos, afortunadamente su mente aún no está contaminada y su único propósito es buscar su felicidad diaria.

Se despiertan cada día llenos de energía, felices y con muchas ganas de dedicar su día a lo que más les apasiona en la vida, por encima de todo y de todos.

Emocionalmente

Si tu hijo está en la adolescencia, seguramente estarás de acuerdo en que este es uno de los cambios más conocidos de esta etapa.

A esta edad, los acontecimientos se viven con una intensidad inusual. Existe una gran labilidad emocional que les puede llevar de la euforia a la tristeza sin motivo aparente, y es habitual que aparezcan sentimientos de incomprensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *