¿Qué pasa a los 9 años de edad?

Los bebés crecen entre 5 y 8 centímetros y casi duplican su peso. Estas medidas son indicativas, ya que dependen de la genética y constitución del niño. El crecimiento es más lento que cuando eran más jóvenes, pero es constante hasta que el popular «estallido» ocurre a partir de los 9 años en las niñas y los 11 en los niños. Esta temporada de crecimiento provoca un crecimiento óseo importante, y los famosos dolores de crecimiento pueden aparecer por la noche.

Los primeros dientes se caen entre los 6 y 7 años. En esta etapa, la mayoría de los dientes de leche son reemplazados por piezas permanentes.

¿Cómo es un niño de 5 años?

Un niño de 5 años ya está lejos de los comportamientos y límites de un recién nacido. Es plenamente consciente de sí mismo como individuo dotado de un cuerpo, mente y emociones particulares. Puedo asumir más responsabilidades y tomar decisiones independientes.

La edad de 5 años es una edad importante en la formación de un niño. Comienza a interesarse por ideas más complejas y abstractas, como la muerte, el origen y el destino. En general tienen un comportamiento más dócil y cooperativo que en las etapas anteriores.

Claves para padres

Como padres es importante respetar sus necesidades individuales. Pero no debemos olvidar que seguimos haciendo las reglas. Podemos razonar sobre ellos, explicarlos e incluso negociarlos hasta cierto punto, pero los padres siguen teniendo el control.

Cuando hablamos con nuestros hijos, debemos fijarnos en unas reglas básicas (pocas pero firmes) e insistir en lo fundamental. ¡No le hace ningún bien a nadie si desperdiciamos energías discutiendo sobre cosas triviales!

Leer  ¿Cuando no se sabe a quién va dirigida la carta?

Cómo fomentar un desarrollo saludable en tu preadolescente

Tú sigues teniendo un papel importante en la vida de tu hijo, incluso a medida que crece. Puedes ayudar a tu preadolescente a crecer y desarrollarse de las siguientes maneras:

Usa refuerzos positivos

Cuando los niños aprenden, cometen errores. Es normal que rompa un vaso o no haga la cama tan bien como tú. No lo regañes, ayúdalo y muéstrale cómo hacerlo mejor. Enfócate en premiarlos por las cosas que hacen bien y en reconocer su esfuerzo y participación, aunque los resultados no sean perfectos.

Cada tarea del hogar requiere un conjunto de habilidades que los niños solo desarrollarán a medida que crezcan. Cuando son muy pequeños, pueden estar listos para alcanzar sus juguetes, pero es posible que no puedan vestirse solos porque su coordinación aún no está completamente desarrollada. Por lo tanto, si le pides que te ayude con una tarea para la que aún no está preparado, es probable que termine frustrado y pierda la confianza en sí mismo. Para evitar que esto suceda es importante que las tareas se adapten a su edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *